GASTRONOMÍA

Algo que me encanta es lo que ahora se llama “gastroturismo” y que yo sin saberlo llevaba toda la vida practicando, es decir, comer lo típico de cada lugar que visito, aunque no sea algo que a primera vista me atraiga, pero si es típico es cultura.
Ningún plato nace porque sí, cada desarrollo esconde la historia del lugar donde nace, su clima, sus gentes. Comer no es solo alimentarse, es también conocer el lugar que visitas a través de sus sabores y a mí es algo que me encanta.

He de decir que me gusta mucho el picante y las especias por eso hay ciertas comidas que disfruto más que otras pero todas las saboreo por igual.

Una manía confesable es que de pequeña (y ahora también 🙂 ) siempre me dejo el trozo o la parte que más me gusta para el final, así me dura más. Se que puede parecer una tontería pero cada uno tiene sus manías. Jajaja

Me gusta mucho acompañar una buena comida o cena de un buen vino. Después de un mal día escuchar música relajante de Ludovico Einaudi y tomarse una copa de vino lo arregla todo, aunque sea por ese momento.

Os iré poniendo fotos de diferentes comidas que hemos probado e incluso alguna receta para que os pongáis manos a la obra. Dicen que cocinar relaja, a mí me relaja más el comerme algo que han cocinado para mí ;), pero bueno, hago mis pinitos en la cocina. 🙂

Espero que disfrutéis mucho de este rinconcito gastronómico donde además de hablaros del plato intentaré contaros su historia. 🙂

Mi cara de felicidad ya lo dice todo